sábado, 27 de julio de 2013

En casa

El cuerpo de la pendiente descansa en el garabato. Vamos dejando esta ladera donde prende la hiedra, mientras las leguas corren, sobrepasan arroyos, lloran el olor húmedo de la luna que nos sigue en el coche, a la distancia de un brazo. Y el dial enciende su mantra.

viernes, 26 de julio de 2013

Parábola de mi jardín

Mi zoológico no acaba aquí. Ahora voy a llevarte a una curva natural donde la resina ha detenido a los insectos. Bajo la retama se esconden niños y perros. Los enanos del jardín se han mudado, cansados en sus trajes deslucidos mientras los cisnes de cemento pintado se disfrazan de perros cuzcos, ¿o son perros? ¿y los niños ventrílocuos? Tu cara y la magia piden otra representación, yo me quedo sin argumentos y los telones cubren los camiones que nos invitan a acomodarnos. De pie, viajamos con los ojos apenas abiertos.

tríptico de viaje

Entrada a Buenos Aires Detrás de la línea de árboles está el río. Esta línea de aviones y construcciones lo asalta. Hangares para máquinas, rutas para puentes, autopista para mí. Containers de colores, trenes, cajas de galletitas, chimenea besa torre de iglesia. Peaje arrima línea de conitos naranjas. Mojones extraños me saludan. El colectivo detenido bajo la autopista se deja arrullar. Navegan trailers y camiones en acoples. Tres grúas planean, un insecto las sobrevuela. Las cajas esperan. Otros puntos dormidos al sol o despeinados son llevados por sus cargas o se pierden en las rayas y resoplan en las señales de stop.